Jacqueline Kennedy

Jacqueline Lee Kennedy Onassis fue Primera Dama y esposa del Presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, durante su presidencia de 1961 hasta su asesinato en 1963.
Uno de los vestidos inolvidables de la historía fué el que lucío aquel fatídico 22 de noviembre, con él que, el mundo entero pudo ver las terribles imágenes de una Jacqueline aterrorizada huyendo a través del capó del coche en el que paseaban (un Lincoln Continental Convertible producido por Ford)  ella y su esposo, por la calle Elm de Dallas (Texas) trás recibir éste varios disparos certeros que acabaron con su vida . Imagenes que recorrieron el mundo una y otra vez y aún hoy siguen sobrecogiéndonos por su extrema dureza.

JFKandJackieO_largejackie_avion
El traje de Jackie pasaría a la historía y será recordado por aquella tragedia. Lo luciría a partir de ese momento durante las horas posteriores que siguieron al suceso, manchado con la sangre de su esposo,  a pesar de la insistencia para que lo sustituyese , Jackie se negó reiteradamente diciendo “Dejadles ver lo que han hecho”

El Traje de las controversias
Jacqueline que vivió en París y esudió en la Sorbona (prestigiosa universidad de humanidades y letras de renombre internacional) sentía un especial apego por la cultura y moda francesas, cosa que no era del agrado de los estadounidenses, que abogaban por la moda y diseños del propío país, por lo que, trás recibir las críticas pertinentes, intentó esconder esas tendencias que tenía tan arraigadas desde su juventud.
Karl Lagerfeld, director creativo de la maison, dijo a las claras que el conjunto de la señora Kennedy era “una copia falsa y muy bien confeccionada obra de Cassini”*, el diseñador oficial de la primera dama.
Otros afirman que el famoso diseño en ‘tweed” pertenece a la casa Chanel de 1961, aunque originalmente fué diseñado en violeta, ella lo encargó en rosa a la tienda ‘Chez Ninon’ (Park Avenue),

Compuesto de dos piezas.  chaqueta con abotonado marinero y falda por debajo de la rodilla, llevó como complementos sombrero ‘pill box’ a juego y guantes blanco como era habitual en Jackie.
Lo cierto es que éste conjunto había sido utilizado por la gran dama en ocho ocasiones, y era además uno de los predilectos de su esposo, ya que reflejaba con total perfección lo que una dama debía ser en aquella época: un ejemplo de elegancia y moralidad, la mujer perfecta a la que todos debían admirar e imitar .
De todos eran conocidos los devaneos de el presidente JF Kennedy y Jackie interpretaba el papel de esposa sumisa y perfecta ante la ciudadanía, amortiguando así los constantes rumores que iban surgindo.

Ella volvió a poner de moda el sombrero ‘pill box’, que al parecer- dicen -ocultaba la raíz encrespada de su pelo rizado, mientras que sus guantes blanco escondian que tenía la fea costumbre de comerse las uñas.
Ambos complementos (sombrero y guantes) se perdieron durante la tragedía del día 22 de noviembre. El vestido en cambio, parece que aún se conserva en el Archivo Nacional de Estados Unidos, dónde permanece tal cuál se guardó ese día. Caroline Kennedy lo donó al país en 2003, con la condición de que no fuese expuesto al público hasta 2013.

*Oleg Cassini fué el diseñador de la primera dama.

Cassini

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.