Querido Diario. 08-11-2018

Querido diario.
Nuevamente disculpa mi tardanza … aunque parecía que me iba haciendo más adepta a ti pero todo quedó en que “parecia”…
Tuve un fin de semana bastante ameno y familiar*, se me antojó una breve “resurección” de mi ser extenuado,  y llegué a recibir una dosis de “fuerza extra” un aliento nuevo que echaba de menos y anhelaba con todo el alma y que me hubiese gustado tener conmigo por mucho, mucho tiempo!!

Nota discordante

Pero siempre acaba apareciendo “la nota discordante” esa que tristemente parece acompañarme allí donde voy, quizá sea porque la llevo dentro de mí, de otro modo ningún estudio de porcentajes realizado sería capaz de dar la mínima probabilidad de que la susodicha nota, acabe apareciendo en todas las escenas que componen el film de mi vida. Cualquier estudio cuántico se rendiría ante la imposibilidad de la aparición casual de ésta señora vez tras vez, escena tras escena durante todo el rodaje del film.

En efecto, una de las personas más cercanas a mi entorno, una de esas que te tocas el corazón y ahí está siempre, presente e inmortal hasta la muerte mía (porque por derecho yo debería morir antes y no debería ser al revés bajo ningún concepto, aunque tristemente ocurre con bastante frecuencia… demasiada) estaba especialmente obstinada en convertirme en una persona “no grata” y mantenerme alejada de su vida.

mas1Mi tristeza rozó los límites, pasó a través de mi adoptando varias formas, como si de un elemento cómo el agua se tratase y pasase de un estado a otro dentro del mismo recipiente. Primero sentí decepción, incredulidad más bien al no comprender el porqué de esa actitud, ante la oposición continuada la ira se apoderó de mí, la ira ciega la mayoría de las veces,y conociendo mi tendencia hacia este sentimiento tan negativo e infructuoso intento “pausar” por eso después acaba tornándose en cualquier otra cosa… pero siempre siempre ( a pesar de que me digan mil veces que no debo usar términos absolutos como nunca o siempre) siempre lo que yace tras el telón negro que oculta la realidad y que la disfraza para salvaguardarnos llevando a cabo un papel que no es el nuestro ,  Siempre es amor.
Si me toco el corazón me duele porque hay amor y no indiferencia ni olvido, y por toda la eternidad le guste o no a esa persona que de mí reniega , y me guste o no a mi misma, habrá Amor siempre… para siempre.

esperanzaenlavida
ESPERANZA

Así que dado que ciertas emociones y sentimientos logran controlarnos siempre (no importa cuánto para sentirnos menos violentos …. ) lo sensato es reconocerlas, sentirlas a plenitud y aceptarlas. Lo que escape a nuestras manos, aquello que no depende de nosotros en absoluto eso ya es otra historia… lo que no depende de nosotros más vale que no nos quite el sueño… (ojalá no nos quitasen el sueño, pero de momento no tengo la capacidad de abortar estos pensamientos) como cosa positiva me quedo con el factor de siempre: “esperanza” lo que nunca se debe perder y en cambio a menudo se me hace invisible e inimaginable.

Pero de cuando en cuando aparece en mi horizonte y recuerdo en las veces que he confiado en que todo cambie… y he de decir que a veces las cosas cambian muchísimo más de lo que creemos pueden cambiar. Y no siempre para mal . Me quedo con el pensamiento bueno y con ese extra de energía adquirido que me ayuda a seguir esperando que haya un cambio.


*Familiar. Dada la extrañeza que me produce mencionar este término dentro de un ámbito positivo en mi caso la marqué con un asterisco, aunque entiendo que el término en sí no implica una gran cantidad de gente (es lo que entienden algunos) … como si “familiar” solo pudiese decirse cuando está toda una familia de muchos miembros, pero no es así …puede aplicarse a una madre y un hijo , o a un padre y su hija , especialmente ahora que abundan las familias monoparentales. En la actualidad hay muchos tipos de familia, ya no son las tradicionales y sus miembros varían y no son ya los roles de siempre, esz cierto que todo el mundo lo sabe, pero ocurre que a veces las cosas las damos por sentado y no recordarmos lo mucho que han cambiado las cosas, las situaciones familiares, las familias en sí y quienes las componen.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.