¿Recuerdas?…

Recuerdas quién fuiste o cómo fuiste?

Cual era tu pasión y dónde estaba tu punto débil… ¿Aún vibras con las cosas que te hicieron vibrar o son ya parte de un remoto pasado que sólo con algún esfuerzo puedes evocar y que ahora te causa risa? ¿han muerto todos tus sueños o aún conservas alguno que otro olvidado en algún bolsillo de esa prenda que tanto te gustaba llevar y que te hizo cobrar vida?

Rebusca en el bolsillo de aquella prenda, o en el de la que llevas puesta, porque puede que te lleves una gran sorpresa. Puede que aquello que creías muerto y olvidado recobre la vida… y una última ilusión que antaño olvidaste vuelva a nacer ante tus ojos.

¿A que no puedes creerlo?… ¡Creelo!

S.T