Querido Diario – (by Suzi) 22-10-18

Querido diario, hoy ha ocurrido algo realmente asombroso, ¡asombroso es también estar contigo dos días seguidos…! ..¿será buena o mala señal? no sé si pensar que puedo terminar volviéndose aplicada para ser positiva o por contra creer que la tristeza ha acabado de engullirme por completo para seguir en mi linea melancólica natural y que acabaré viniendo aquí todos los días a refugiarme entre tus páginas ficticias de luz, a derramar palabra tras palabra cuál si fueran lágrimas, letra tras letra en el teclado de la desolación , suspiro tras suspiro en mis silencios malditos.

“El paso del tiempo”

Hoy conseguí tener un día ameno más o menos carente de las emociones habituales que hacen de mi vida un infierno. Hoy no ha habido ante mis ojos ninguna cerradura por dónde mirar a través, ninguna puerta por dónde no poder acceder, ningún descenso eterno donde seguir descendiendo a través… tampoco es que se hayan abierto nuevos caminos que recorrer, no es que vea nuevos horizontes lejanos llenos de luz y de cielos despejados, tampoco se han disipado las neblinas de mi mente, aún menos las nubes de mi corazón y ni menciono la terrible tempestad desatada en mi alma y que tiende a arreciar con el paso del tiempo…

a veces, cuándo menciono “el paso del tiempo” como si de una frase hecha se tratase , imagino al conejo blanco que perseguía Alicia corriendo desesperadamente reloj en mano….llego tarde , llego tarde” – farfulla el conejo sin aliento, mientras que el reloj en su mano enguantada no deja de hacer “tic tac…tic tac”– indicando así y dejando muy pero que muy claro , que de ningún modo va a parar… ni hablar! nada ni nadie lo hará detenerse!!

 

conejo
“llego tarde , llego tarde” – farfulla el conejo sin aliento, mientras que el reloj en su mano enguantada no deja de hacer “tic tac…tic tac”– indicando así y dejando muy pero que muy claro , que de ningún modo va a parar… ni hablar! nada ni nadie lo hará detenerse!!

La chica de las mil historias inconclusas

Bueno sería ser constante, ordenada y aplicarse para lograr terminar todo aquello que empiezo. Si, mi vida es una constante de cosas inacabadas e inconclusas … pedazos y retazos de esto y aquello, inicios y comienzos de todo y de nada, y al final uno cae e la cuenta de que el total de la suma tiene por igual un cero… ¡cero!  ¿te imaginas toda una vida llena de acciones , de cosas, de historias cuyo total sumasen cero?  ¿que triste ¿no? nunca me lo había planteado de éste modo, pero mi imaginación no tiene límites a la hora de pensar en negativo. Yo pienso que soy realista más bien aunque resulte ser un tópico típico…  más de lo mismo de lo de siempre, pero no por eso resulta ser menos cierto… pensándolo bien … ¿de que sirven mil principios sin final? ¿no es mejor haber concluido una “pequeña historia” por insignificante que ésta parezca que dar comienzo a mil y una aventuras para no concluir ninguna? –

Seguro que estás de acuerdo conmigo… soy la chica de las mil historias inconclusas, hija de la indecisión, una que nunca supo cuál era su camino… como una ola que azota el viento y se levanta en temporal , se agita según soplen los vientos dejándose llevar ,  dejando que su ruta la marque el temporal, dejándose modelar a su merced para terminar muriendo rompiendo sobre las rocas o sobre la arena de la playa convirtiéndose en espuma de mar…

El mismo final que en la sirenita, la historia original, ella consigue sus pies mediante un hechizo pero siempre hay un precio que pagar… cuándo ese precio resulta ser demasiado caro (ella tiene que acabar con la vida de la persona a la que ama) uno se siente incapaz, engañado, traicionado y toma conciencia de que ha sido una autentica locura llegar a ese punto… te lamentas, lloras y … completamente acabado acabas rindiéndote a tu suerte… te conviertes en espuma de mar… mueren tus sueños y tu mueres con ellos.

Esto es lo que nos ocurre a las personas de historias inconclusas… acabamos pagando un precio demasiado alto por querer cumplir esos sueños que acaban siendo como nuestras historias, inconclusos. Ambos nos fundimos en uno para acabar siendo como olas a la deriva… olas a la merced del viento que terminan muriendo al romper contra las rocas o  sobre la arena de la playa convirtiéndose en espuma de mar… y por desgracia es ahí dónde todo lo inconcluso concluye.

espuma12 -de-mar

Me pregunto ¿porqué siempre nos damos cuenta cuándo ya es demasiado tarde?

Sea como fuere esta entrada de :“Querido Diario de Suzi” tendrá su correspondiente final y conclusión pertinente.

THE_END
Primera cosa concluida. ¡Por algo se empìeza!y recuerda, que por muy pequeño que parezca, si quieres un final feliz, al menos ha de haber un final.

 

S.Tauriz      para mylastsin.com